Siempre me cuestioné mucho el ser odontólogo. No quería hacerlo por inercia, por mi bagaje familiar. Pero descubrí que odontología era la rama sanitaria más completa: tiene una parte clínica, otra quirúrgica y de laboratorio, implica un trato cercano con los pacientes y trabajo en equipo…

Cuando finalicé la carrera, decidí especializarme en Gerontología, Endodoncia e Implantología. Creo que es fundamental trabajar con el objetivo de conservar a toda costa los dientes naturales de los pacientes. De ahí, mi interés por la Endodoncia, que nos permite darle una segunda vida a las piezas dentales. Sin embargo, hay ocasiones en las que esto no es posible. Por eso, me especialicé también en Implantología, la pieza angular de la rehabilitación, que ayuda al paciente a recuperar la función perdida y a ganar en calidad de vida.

Como profesional sanitario, la investigación y la formación constante es un compromiso, pero para mí es además un placer que ha hecho que me interese por otras áreas como la Medicina Dental del Sueño, una rama en la que nos queda mucho por investigar, pero que tiene mucho que aportar a la salud global de los pacientes. Esta inquietud y la meticulosidad que me gusta alcanzar en mi trabajo me han llevado a formar parte de varias asociaciones odontológicas centradas en la mejora de nuestra práctica clínica:

Puedes consultar mi currículum completo en mi perfil de LinkedIn.

MI RELACIÓN CON LOS PACIENTES

Me gusta escuchar y adaptarme a los pacientes. Creo que lo más importante es romper esa barrera que muchas veces nos separa por el miedo y la desconfianza que supone para ellos entrar en un entorno desconocido y más si se trata del sanitario. Me parece fundamental informar con honestidad al paciente, empoderarlo, para que él sienta la confianza necesaria para elegir lo que más le conviene.

Por eso, lo primero que hago es conocerles bien, empatizar e intentar ponerme en su piel para llegar a crear una relación de confianza mutua. Estoy convencido de que esta es la clave para que los pacientes obtengan los resultados que desean porque cualquier proceso de curación o tratamiento empieza con el poder de tomar una decisión fundamentada.

Sígueme en redes