¿Cómo cuidar los implantes dentales?

La implantología es la pieza angular de la rehabilitación dental. Aunque el objetivo siempre es intentar salvar los dientes naturales de cada paciente, en ocasiones, no siempre es posible. Los implantes sustituyen las piezas perdidas de manera muy eficaz y tienen una alta durabilidad si se conservan de manera adecuada. Así que la cuestión es: ¿Cómo cuidar los implantes dentales?


Debemos tener en cuenta que cuando una persona no tiene una dentadura completa puede tener grandes dificultades para hablar, masticar y tragar alimentos. Es decir, la calidad de vida se ve notablemente disminuida y también afecta a la salud general. Los implantes dentales permiten recuperar estas funciones y, por tanto, es vital cuidarlos para que duren lo máximo posible.


Recomendaciones para cuidar los implantes dentales


Para prevenir complicaciones tras el implante y para asegurar su durabilidad, hay una serie de recomendaciones que debemos tener en cuenta:



  • Seguir unos correctos hábitos de higiene bucodental. Realizar tres veces al día un minucioso cepillado, sin olvidar la lengua, que es donde se aloja una gran parte de las bacterias de la boca. Y emplear hilo dental o cepillos interdentales, para eliminar los restos de placa bacteriana a los que no llegamos con el cepillado incial.

  • No fumar. Se ha comprobado que el tabaquismo puede incrementar hasta seis veces las posibilidades de sufrir pérdida ósea alrededor de los implantes y también puede comprometer la cicatrización.

  • ¿Tienes bruxismo? Es el hábito de rechinar los dientes mientras dormimos y es un trastorno del sueño muy común. Es importante controlarlo para evitar la sobrecarga en los implantes y la aparición de posibles fracturas.

  • Revisiones periódicas. Es fundamental acudir de manera periódica al dentista, al menos una o dos veces al año, tras haberse sometido a un tratamiento de implantología para comprobar que tanto el implante como la encía están en buen estado y poder realizar una limpieza profesional para prevenir posibles complicaciones como la periimplantitis. Es una infección crónica que afecta a la encía y al hueso que rodean el implante y que está producida por una acumulación de bacterias. Es una complicación silenciosa, es decir, no causa dolor por lo que es posible que el paciente no lo note hasta que esté demasiado extendida. De ahí la importancia de acudir periódicamente a una revisión dental.


Factores de riesgo en el fracaso de los implantes dentales


Aunque se hayan seguido todas las recomendaciones anteriores, hay algunos factores de riesgo que pueden influir en el éxito o fracaso de los implantes dentales:



  • La ingesta de algunos medicamentos, como los bifosfonatos, indicados en pacientes con osteoporisis. Pueden causar osteonecrosis, es decir, pueden causar una pérdida del flujo de sangre que llega al hueso provocando su muerte.

  • La edad de los pacientes también puede influir en el resultado de los implantes.

  • La presencia de enfermedades sistémicas, como la diabetes.

  • La presencia de enfermedades cardiácas e inmunológicas.


Si quieren saber más acerca de los tratamientos de implantología o de cómo cuidar los implantes, no duden en contactar con nosotros. ¡Estamos para ayudarles!

  • 04-02-2021