Apnea del sueño

Apnea del sueño

¿Qué es la apnea del sueño?

Dormir bien es fundamental para la salud general de nuestro cuerpo. De hecho, se ha comprobado que el deterioro del sueño es el que produce un mayor envejecimiento general de nuestro organismo. Sin embargo, son muchas las personas que sufren alteraciones del sueño, que en muchas ocasiones, están estrechamente relacionadas con el ámbito bucodental. Una de las más frecuentes es la apnea del sueño  que se estima afecta  entre 5 y 7 millones de personas en nuestro país. Y ¿qué es la apnea del sueño?


Es un trastorno en el que la respiración se interrumpe o se hace muy superficial durante más de diez segundos y que suele repetirse a lo largo de todo el período de sueño. Quienes lo padecen suelen experimentar somnolencia durante el día y fatiga, aunque en algunos casos el patrón es de hiperactividad. Existen varios tipos de apnea del sueño:



  • El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño. Es el tipo más común y se estima que afecta a más de dos millones de personas en España. Ocurre cuando los tejidos de la faringe colapsan causando una obstrucción de la vía aérea, ocasionando pausas o asfixias en la respiración durante el sueño superiores a diez segundos.

  • Apnea central del sueño. Ocurre cuando el cerebro no envía señales correctas a los músculos que controlan la respiración. La respiración se detiene menos de diez segundos y vuelve a comenzar de forma repetida durante el sueño. Puede estar causada por otras afecciones, como insuficiencias cardíacas y accidentes cerebrovasculares, y también puede ocurrir cuando se duerme a gran altitud.

  • Síndrome de Apnea del Sueño Compleja. Ocurre cuando confluyen los dos tipos anteriores, causando una obstrucción de las vías aéreas superiores y paradas respiratorias prolongadas.


Síntomas de la apnea del sueño


Aunque existen diferentes tipos de apnea del sueño, los síntomas coinciden, lo que puede dificultar el diagnóstico concreto. Los más comunes son:



  • Ronquidos fuertes.

  • Jadeos al respirar durante el sueño.

  • Despertarse con la boca seca.

  • Dolor de cabeza por la mañana.

  • Problemas de insomnio.

  • Sensación de sueño excesiva durante el día o hipersomnia.

  • Problemas de atención y concentración durante el día.

  •  

  • Paradas respiratorias. Este es el síntoma más característico, pero normalmente quien lo sufre no es consciente. Por ello, solo se detecta cuando el paciente duerme acompañado.


 


Factores de riesgo de la apnea del sueño


Cabe destacar que la apnea del sueño es un trastorno que afecta en mayor medida a los hombres en edad adulta. No obstante, también existen otros factores que incrementan el riesgo de padecer esta alteración:



  • Antecedentes familiares.

  • Tener vías respiratorias estrechas.

  • Tabaquismo.

  • Sobrepeso u obesidad.

  • Consumo de alcohol, sedantes o tranquilizantes.

  • Congestión nasal crónica, como sucede en el caso de algunas personas alérgicas.

  • Padecer otras enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, Parkinson, trastornos hormonales como el Síndrome del Ovario Poliquístico, etc.


Complicaciones de la apnea del sueño


Es importante tener en cuenta que la apnea del sueño es una enfermedad grave, que conlleva consecuencias importantes para la salud general del organismo y para la calidad de vida del paciente. Entre las complicaciones más habituales de esta alteración encontramos:



  • Fatiga, somnolencia y problemas de atención: alteraciones neurológicas.

  • Mayor siniestralidad por accidentes de tráfico y laborales.

  • Consecuencias psicoemocionales: irritabilidad, mal humor, depresión…

  • Problemas de convivencia. Los ronquidos fuertes tan característicos de este tipo de trastorno, pueden alterar el sueño de las personas convivientes y afectar a las relaciones sociales y familiares.

  • Problemas cardíacos: presión arterial alta o hipertensión, mayor predisposición a sufrir un paro cardíaco, un accidente cerebrovascular, oxígeno bajo en sangre o hipoxia…

  • Complicaciones metabólicas. La apnea del sueño se relaciona con hipertensión, niveles anormales de colesterol, niveles altos de azúcar en sangre: Mayor predisposición a desarrollar diabetes tipo 2.

  • Problemas hepáticos: mayor predisposición a tener hígado graso, cirrosis…

  • Complicaciones quirúrgicas, especialmente si están sedadas y acostadas boca arriba.


Si sufre alguno de los síntomas descritos o quiere saber más acerca de la apnea del sueño, no dude en consultarnos. En la Clínica Dental Triana estamos especializados en el tratamiento de la apnea del sueño y junto con otros profesionales de la salud podemos ayudarle a encontrar una solución. ¡Consúltenos!

  • 03-03-2021