Sensibilidad dental: por qué sucede y cómo solucionarla

Un día perfecto… Has decidido tomarte un café caliente o quizá un refresco fresquito, te lo llevas a la boca y… ¡dolor! La sensibilidad dental es uno de los problemas de consulta más frecuente por parte de nuestros pacientes, ya que además de molesto e incómodo limita mucho la vida de los que lo padecen. Por eso, en este post de blog te contamos todo lo que debes saber sobre la sensibilidad dental. ¡Toma nota!


Causas de la sensibilidad dental


Nuestros dientes están cubiertos por una capa de esmalte dental que protege la dentina, cuyos conductos corren directamente hacia el centro del diente dónde está el nervio. Cuando la dentina está expuesta, los estímulos como los cambios de temperatura actúan de forma directa sobre el nervio causando ese dolor.


Sin embargo, no es fácil que la dentina esté desprotegida, ya que el esmalte dental es uno de los componentes más duros de nuestro cuerpo. Pero hay una serie de hábitos y factores que pueden producir desgastes tanto en el esmalte como en las encías haciendo más factible la exposición de la dentina, como por ejemplo:



  • La retracción de las encías. Cuando se retraen dejan al descubierto la raíz subyacente de la dentina. La edad o un cepillado inadecuado puede dar lugar a la retracción de encías.

  • El rechinamiento de los dientes causa desgaste en el esmalte dental provocando en la mayoría de los casos sensibilidad dental.

  • Uso de pastas dentales abrasivas y blanqueadoras. Unido a un cepillado incorrecto puede ayudar al desgaste del esmalte.

  • Dientes astillados. Que exista uno o más dientes astillados o quebrados expone directamente la dentina.

  • Consumo de bebidas ácidas. El agua carbonatada, refrecos, etc, son unos de los principales que pueden producir erosión en el esmalte de los dientes.

  • Blanqueamientos dentales. Durante el proceso y posteriormente los dientes se encuentran más sensibles por lo que puede darse esta sensibilidad dental.


¿Cómo reducir la sensibilidad dental?


En casos de sensibilidad dental es necesario acudir siempre a un odontólogo, pues sólo un profesional puede determinar qué tratamiento es necesario o aconsejar al paciente sobre lo que debe hacer en estos casos. No obstante, aquí os dejamos una serie de consejos que pueden ayudar a reducir la sensibilidad dental:



  • Utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves. 

  • Buena técnica de higiene diaria de al menos 2-3 veces al día. 

  • Uso de pasta dental formulada para reducir la sensibilidad dental. 

  • Aplicación de barniz de flúor. Esto ayudará a fortalecer los dientes. Pero ojo, solo lo puede hacer un odontólogo.

  • Restauración dental. Cuando existan zonas que lo necesiten, tu odontólogo valorará restaurar las áreas que hayan perdido el esmalte.


En Dental Triana siempre decimos que el mejor método para evitar enfermedades bucodentales es la prevención, así que toma nota de estos consejos y acude a revisiones periódicas con tu dentista. Sólo así conseguirás una boca sana y una sonrisa que perdure en el tiempo.


Si tienes alguna duda o necesitas atención para este u otros problemas, no dudes en consultarnos, nuestro equipo estará encantado de ayudarte. ¡Consúltanos! Si lo prefieres puedes escribirnos a cualquiera de nuestras redes sociales tanto en Facebook como en Instagram o llamarnos al 928 36 45 49 / 630 97 10 17.

  • 09-08-2021