El absceso dental: qué es un flemón y cómo prevenirlo

Tener un flemón o absceso dental es una experiencia muy desagradable. Este suele aparecer principalmente por la formación de caries dentales que no se han tratado, enfermedad periodontal como la gingivitis y la periodontitis, un traumatismo o incluso por la complicación de una amigdalitis.


Las bacterias que se adentran en la cavidad pulpar consiguen llegar a la punta de la raíz rápidamente dando lugar al característico flemón


 


¿Cómo sé si tengo un flemón?


 


Además de la característica hinchazón, el flemón trae una serie de síntomas muy fáciles de reconocer:



  • Dolor intenso y punzante. Se manifiesta tanto en reposo como al morder o tocar la zona afectada.

  • Sensibilidad dental. Cualquier alimento frío o caliente es una tortura.

  • Mal sabor de boca.

  • Malestar general.

  • Halitosis.

  • Puede aparecer una especie de "granito" (fístula) en la encía del diente afectado que puede supurar o sangrar.

  • En caso de que la infección sea muy fuerte, el paciente presenta fiebre y ganglios inflamados en el cuello.


 


¿Cómo tratar un flemón?


La clave para tratar un flemón es acudir a un dentista con urgencia. Sólo un especialista puede ayudarte a tratarlo de manera correcta.


En los casos leves, el tratamiento constará de antibióticos y antiinflamatorios por vía oral. En caso de que esta infección sea grave o se complique, será necesario realizar algún procedimiento adicional como una endodoncia. Este tipo de tratamiento permite conservar el diente y evitar las complicaciones cardio-vasculares que pueda conllevar.


¿Cómo prevenir el flemón?


En Dental Triana nos gusta recordar siempre que la prevención es la mejor arma contra las enfermedades bucodentales. Creemos firmemente en que nuestro trabajo consiste en darles las mejores herramientas y tratamientos preventivos para evitar males mayores. Un flemón no es la excepción:



  • Realiza visitas periódicas al dentista. Una revisión a tiempo es clave para detectar posibles infecciones o problemas que puedan dar origen a una infección.

  • Higiene oral. Apuesta por limpiar tu boca correctamente.

  • Alimentación saludable. Evita el consumo de alimentos o bebidas azucaradas. 

  • Procura evitar también el consumo de alcohol y tabaco.

  • Evita el estrés para no apretar los dientes.

  • Bebe suficiente agua para mantener tu boca hidratada.

  • Tu salud oral y general lo agradecerá.


Fácil, ¿no?. Sigue estos pequeños y prácticos consejos y evitarás los temidos flemones. Y si has notado alguna lesión en tu boca, no dudes en venir a visitarnos, te ayudaremos a que tu salud oral sea óptima.


Si quieres saber más sobre el flemón y la salud oral, ¡consúltanos! Si lo prefieres puedes escribirnos a cualquiera de nuestras redes sociales tanto en Facebook como en Instagram o llamarnos al 928 36 45 49 / 630 97 10 17

  • 03-11-2021